Cargando ...
Lo sentimos, se produjo un error mientras cargabas el contenido.

EL JUSTO JUICIO DE DIOS

Expandir mensajes
  • JorgeS
    Romanos 2 El justo juicio de Dios 1 [a ] Por eso eres inexcusable,
    Mensaje 1 de 1 , 1 may 2011
    Ver código fuente
    • 0 archivo adjunto

      Romanos 2

      El justo juicio de Dios
       1 [a] Por eso eres inexcusable, hombre, tú que juzgas, quienquiera que seas, porque al juzgar a otro, te condenas a ti mismo,[b] pues tú, que juzgas, haces lo mismo.

          2 Pero sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según la verdad.

          3 Y tú, hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas y haces lo mismo, ¿piensas que escaparás del juicio de Dios?

          4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y generosidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?[c]

          5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,[d]

          6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:[e]

          7 vida eterna a los que, perseverando en hacer el bien, buscan gloria, honra e inmortalidad;

          8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia.

          9 Tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, sobre el judío en primer lugar, y también sobre el griego;

          10 en cambio, gloria, honra y paz a todo el que hace lo bueno: al judío en primer lugar y también al griego,[f]

          11 porque para Dios no hay acepción de personas.[g]

          12 Todos los que sin la Ley[h] han pecado, sin la Ley también perecerán; y todos los que bajo la Ley han pecado, por la Ley serán juzgados,

          13 pues no son los oidores de la Ley los justos ante Dios, sino que los que obedecen la Ley serán justificados.[i]

          14 Cuando los gentiles que no tienen la Ley hacen por naturaleza lo que es de la Ley, estos, aunque no tengan la Ley, son ley para sí mismos,

          15 mostrando la obra de la Ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia y acusándolos o defendiéndolos sus razonamientos[j]

          16 en el día en que Dios juzgará por medio de Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

       

      2:1-16

       

      PABLO ESTABLECE LOS PRINCIPIOS QUE RIGEN EL JUICIO DE DIOS. EL JUZGA: 1- DE ACUERDO CON LA VERDAD . 2- DE ACUERDO CON LAS OBRAS Y 3 - DE ACUERDO CON LA LUZ QUE LAS PERSONA TIENE.

       

      2:1

       

      LAS ENSEÑANZAS DE PABLO  ACERCA DEL JUICIO CONCUERDAN CON LAS DE JESÙS  QUE NO CONDENA AL EL QUE SE JUZGUE , SINO  QUE S E HAGA CON HIPOCRESÌA . ADVERTENCIA QUE TIENE ESPECIAL CUIDADO PARA AQUELLOS  JUDÌOS INCLINADOS A MIRAR CON DESPRECIO A LOS GENTILES  PORQUE NO CONOCEN LA REVELACIÒN DE DIOS  DEL A.T. Y POR LA VIDA INMORAL QUE LLEVABAN.

       

      2:3

       

      JESÙS TAMBIÈN CONDENÒ ESTA ACTITUD.

       

      2:4

       

      EL PROPÒSITO DE LA BONDAD DE DIOS ES DAR OPORTUNIDAD PARA EL ARREPENTIMIENTO. LOS JUDÌOS HABÌAN MALENTENDIDO LA PACIENCIA DE DIOS PENSANDO QUE ÈL NO  TENÌA INTENCIÒN ALGUNA DE JUZGAR.

       

      2:6-7

       

      PABLO NO ESTÀ CONTRADICIENDO ALGO QUE DESTACA CONTINUAMENTE EN TODOS SUS ESCRITOS , INCLUSO EN LA CARTA A LOS ROMANOS;ESTO ES, QUE LA PERSONA RECIBE LA SALVACIÒN  NO POR LO QUE ELLA HACE , SINO EN LA FE DE LO QUE CRISTO HA HECHO POR ELLA. EL APÒSTOL SE ESTÀ REFIRIEWNDO  A LA PERSISTENCIA EN LAS BUENAS OBRAS  COMO DEMOSTRACIÒN DE QUE TIENE UNA FE GENUINA. ES DECIR, UNA FE SALVADORA.

       

      2:12

       

      AL HABLAR DE "TODOS LOS QUE HAN PECADO SIN CONOCER LA LEY", SE REFIERE A LOS GENTILES. DIOS JUZGA SEGÙN LA LUZ QUE TIENE LA PERSONA. LOS GENTILES NO SERÀN CONDENADOS POR NO OBEDECER UNA LEY QUE NO TUVIERON A SU ALCANCE . SU JUICIO SE BASARÀ EN OTROS MOTIVOS. 

       

      LA PAZ.

       

      JORGE

       

       

    Tu mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.