Cargando ...
Lo sentimos, se produjo un error mientras cargabas el contenido.

Nuestro Pan Diario 31/5/2003

Expandir mensajes
  • Andrés Brugger
    Es demasiado fácil Lectura: Romanos 4:1-8 La Biblia En Un Ao: Salmos 19-21 Mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le
    Mensaje 1 de 1 , 31 may 2003
    Ver código fuente
    • 0 archivo adjunto


      Ordene Aquí

      Es demasiado fácil

      Lectura: Romanos 4:1-8

      La Biblia En Un Año: Salmos 19-21

      Mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia. --Romanos 4:5.


      Leí acerca de una mezcla instantánea para hacer pastel que fue un gran fracaso. Las instrucciones decían que todo lo que había que hacer era añadir agua y hornearla. La compañía no podía entender por qué no se vendía. . . hasta que su investigación descubrió que el público que la compraría no quería una mezcla que sólo necesitaba agua. La gente pensaba que era demasiado fácil. Así que la compañía alteró la fórmula y cambió las instrucciones para que se necesitara añadir un huevo a la mezcla además del agua. La idea dio resultado, y las ventas aumentaron dramáticamente.

      Esa historia me recuerda cómo reaccionan algunas personas al plan de salvación. Les suena demasiado fácil y sencillo para que sea verdad, a pesar de que la Biblia dice: «Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, . . . es don de Dios; no por obras. . .» (Efesios 2:8-9). Creen que hay algo más que deben hacer, algo que deben añadir a la «receta» de Dios para salvación. Creen que deben hacer buenas obras para ganar el favor de Dios y obtener la vida eterna. Pero la Biblia es clara: somos salvos «no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia» (Tito 3:5).

      A diferencia del fabricante de mezcla para pasteles, Dios no tiene que cambiar su «fórmula» para que la salvación sea más comercial. El evangelio que proclamamos debe estar libre de obras, aunque pueda sonar demasiado fácil. --Richard De Haan

      SOMOS SALVOS POR LA OBRA DE CRISTO, NO POR LAS NUESTRAS.

    Tu mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.