Cargando ...
Lo sentimos, se produjo algún error mientras cargaba el contenido.

El Pasquin de Radio Bemba

Expandir mensajes
  • m_moorcock
    EL HOMBRE ES UN ANIMAL PARLANTE PERO LAS CHINAS SON LAS MUJERES QUE MEJOR PRESERVAN SU JARDÍN SECRETO... ...y eso nos lo dijo el Viejo Claudio una noche que
    Mensaje 1 de 75 , 19 mar 2010
    • 0 Archivo adjunto
      EL HOMBRE ES UN ANIMAL PARLANTE PERO LAS CHINAS SON LAS MUJERES QUE MEJOR PRESERVAN SU JARDÍN SECRETO...

      ...y eso nos lo dijo el Viejo Claudio una noche que drunk as a Lord cavilaba sobre ese « si no quieres que una mujer te mienta no le hagas preguntas » que había pronunciado una amiga piurana un tanto envalentonada por una seguidilla de piscos sours ,que ella misma había preparado para celebrar el reencuentro ,que le habían soltado la lengua y la hacían hablar a calzón quitado
      El Viejo Claudio murmuró una enredada explicación que nadie entendió pero de la que rescatamos que así como Tarzán es el único personaje que puede hablar el lenguaje de los monos así las chinas tenían un lenguaje secreto,una suerte de hermético Código Morse que les permitía enviarse señales de humo como un fiel apache sin que los chinos entendieran un ápice de lo que ellas were talking about
      Durante mucho tiempo pensamos que el Viejo Claudio nos estaba mamando gallo inventando un idioma de la misma manera que nuestro cuate y colega Jorge Luis Borges inventaba filósofos y pensadores para mamarle gallo a sus lectores
      Para evitar papelones y para no dejarle la puerta abierta de nuestra ignorancia and therefore darle rienda suelta a que nos siguiera enroscando la víbora con sus acostumbradas historias acadabrantes optamos no preguntarle por el tema por eso de que en boca cerrada no entran moscas
      Y fue así que el Viejo Claudio se fue al otro mundo ,sin previo aviso y cuando menos lo esperabamos, sin revelar su linguístico secreto.But...
      ...el lunes 15 de marzo del año del Señor 2010 a las 14.30hs landed sigiloso y sin estruendo un mensaje de una amiga de Tegucigalpa que nos probaba que el Viejo Claudio no estaba hablando paja, o mamándonos gallo aquella noche de marras
      Nos fuimos

      El pasado 23 de septiembre moría Yang Huanyi, esposa de un granjero y ultima hablante del lenguaje exclusivo para mujeres que inventara hace 1700 años la concubina de un emperador chino. Moría llevándose con ella a la tumba un lenguaje milenario trasmitido por las mujeres de generación en generación, y que cuenta con mas de dos mil caracteres crípticos.
      Las mujeres chinas, expulsadas del lenguaje de los hombres (Han, idioma chino oficial), deciden adoptar el Nu Shu (lenguaje de mujeres), como medio de comunicación y expansión intelectual, por que a las hembras se las mantenía analfabetas y cuidadosamente al margen de la vida intelectual.
      El Nu Shu, que muchas mujeres aprendían siendo niñas, fue utilizado principalmente para la creación de las "Cartas del tercer día", unos folletos escritos sobre tela en los que las mujeres transmitían consejos a sus hijas sobre el matrimonio. Recogían, a modo de enseñanza, canciones cifradas en dicha lengua, con sueños, esperanzas y sentimientos compartidos por otras mujeres.
      Además de componer las certidumbres del ajuar, el Nu Shu era utilizado en abanicos y bordados, en los cuales se han encontrado, a modo de diarios íntimos, reflexiones y miedos, descripciones de hechos cotidianos y correspondencia. Incluso algunas palabras eran grabadas en las delicadas palmas de sus manos. En 1949, tras la purga que significó la revolución china, y al recelar las autoridades de unos trazos inentendibles, tacharon esas fórmulas de "lenguaje de brujas" y las participantes de este código fraterno fueron perseguidas.
      Lo cierto es que las mujeres de la comarca de Jiangyong, provincia de Hunan, lugar de origen del Nu Shu, mostraban mayor autonomía y nivel cultural que otras mujeres chinas.
      Actualmente el gobierno oriental se está esforzando en recuperar los pocos indicios que dejaron esas mujeres, como si cada una de ellas fuera una flor de un lenguaje que ha legado su perfume.
      Y es que ellas ya son parte del ajuar de la tierra.
      Yang Huanyi, ultima hablante de Nu Shu.

      *********************************************************************************

      Elecciones en Colombia...
      EL PIN. Estamos sorprendidos del triunfo del PIN en las elecciones, partido donde se han agrupado numerosos candidatos expulsados de otras facciones por sus vínculos con el paramilitarismo. La razón de su éxito estará explicada por el chiste callejero que circula en la zona de influencia de este partido: "yo voto por el Pin porque si no me hacen Pum". Esperamos que no sea esta la explicación. Nuestra democracia aún gatea. Alicia Colmenares

      *******************************************************************

      Cronopiando
      Balaguer
      Koldo Campos Sagaseta

      Hubo presidentes que, a su paso por la llamada silla de alfileres, dejaron lucrativos negocios en manos de allegados y parientes.
      También los hubo que dejaron bancarrotas, deudas acumuladas, gastos contables e incontables, contratos fraudulentos, erarios distraídos, solares yermos…
      Y hubo quien, a su paso, por no dejar no dejó ni aspavientos. Viudas en todo caso, muchas viudas y huérfanos, hijos bastardos y páginas en blanco.
      (Hoy, 17 de marzo, se cumplen 35 años del asesinato en Santo Domingo, de Orlando Martínez, periodista de El Nacional. En sus memorias, las "memorias de un cortesano de la era de Trujillo", el entonces presidente Balaguer, al referirse al asesinato del comunicador que se había convertido en su principal fustigador, optó por dejar esas páginas en blanco a la espera de que, a su muerte, alguien de su confianza cumpliera con la encomienda de reconocer sus culpas y revelara los nombres de los demás implicados. Hace ya algunos años que murió Balaguer y nadie ha confesado. Poco importa al cabo porque nadie, excepto la justicia, desconoce la responsabilidad de Balaguer en éste y otros muchos crímenes y el pelotón de matarifes de los que se auxilió.)
      Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

      *************************************************************************

      DE LOS ORÍGENES DEL LATIN BEMBA

      « No habrá lengua, por grande o pequeña que sea, por vigente o menguante, que no tenga un pasado sublime y milenario. En sus sílabas no viajan solamente sonidos y sentidos sino sentimientos, visiones y dioses. Por eso en nuestros sueños respiran tantos seres, y se agitan vegetaciones misteriosas, y cruzan a veces músicas de otras vidas. El camino ha sido muy largo, y apenas comienza. »

      El viaje interminable de las palabras

      EL ESPAÑOL ES LA CUARTA LENGUA más hablada del mundo, después del mandarín, del inglés y del hindi, pero es la segunda lengua más difundida.
      Esto quiere decir que la mayor, el mandarín, se habla fundamentalmente en la China, y la tercera, el hindi, sólo en el norte de la India, mientras que el inglés y el español cubren vastas y muy diversas regiones del mundo. Casi quinientos millones de personas hablan hoy español; muchas más de las que alguna vez hablaron latín, la lengua imperial que cubrió a Europa hasta el siglo VIII, y que se habló desde las costas británicas hasta las arenas de África, desde Portugal hasta la Capadocia.
      De ese latín regado alrededor del mar Mediterráneo, llevado en las puntas de las lenguas y de las espadas por un imperio de guerreros y de retóricos; de esa alta lengua de civilización que educó y que sedujo, que dominó y embrujó, que convenció y juzgó a la humanidad europea durante quince siglos, surgieron las lenguas romances, una de las cuales es el español
      Todas utilizan el alfabeto latino, desarrollado por los etruscos hace 26 siglos a partir de las letras griegas, que en aquellos tiempos llenaban el mundo conocido. Así que detrás de cada letra y de cada sonido latino hay una sombra griega; detrás de las músicas de muchas lenguas modernas de Occidente están las músicas de Virgilio y de Cicerón, y antes de ellas las músicas de Píndaro y Teócrito, de Homero y Hesíodo.
      Pero esas letras griegas nacieron a su vez hace treinta siglos del fenicio, llegaron a Occidente en barcas con velas rayadas de azul y de rojo, traídas por los grandes mercaderes de su tiempo. Habían sido creadas para el comercio y para el regateo, pero la historia las puso en labios de poetas y de filósofos, tejió con ellas los diálogos de Platón y los relatos de la guerra de Troya, y así vivieron la aventura de pasar de los labios inspirados de Zeus y de los labios embriagados de Dionisos a los labios arrebatados de Jesús y de sus amigos.
      Esos sonidos, que le dieron su forma a los primeros sueños de Occidente, ¿de dónde venían a su vez? Esos sueños ¿eran originales, o también derivaban de otros? Todas las nociones, los mitos, las leyendas, las supersticiones, los conjuros y las sentencias que ya parecen declinar en nuestros labios, ¿nacieron en aquellas auroras de Galilea y Mitilene, de Tebas y Estagira, de Elea y de Patmos, o venían de más lejos, de aquellas regiones del Indo donde después se detuvo la cabalgata triunfal de Alejandro Magno, de esas orillas del Ganges de donde vino el carro de Baco, no arrastrado por corceles persas o árabes sino por leopardos manchados?
      Pero sería un error pensar que este español de los castillos, que ahora hablamos, procede exclusivamente de ese linaje que lleva en línea recta hacia la India. Entre 1037 y 1492 el español creció bajo el rumor de la algarabía, de la lengua de los moros que ocuparon la península ibérica, de modo que, si bien ese pueblo no nos dejó sus arabescos, sí nos llenó la vida con el sonido de las cuatro mil palabras árabes que fueron incorporadas a la lengua por los castellanos. Y como las palabras son mucho más que signos, con nosotros quedaron el ajedrez y los jinetes, los tambores y el azúcar, la berenjena y el omnipresente azul de mares y cielos. Hay quien dice que hasta la respetuosa palabra "usted" viene del árabe ustadh, que significa amo. El árabe a su vez es una lengua semítica, emparentada con el púnico que se hablaba en Cartago en tiempos de las discordias con Roma, y también con el hebreo, y seguramente con el asirio y con el persa.
      Más de mil años tiene el castellano, casi la misma edad del inglés, que no sólo procede del sajón y el frisón, sino que creció alimentándose de palabras latinas gracias a sus intensos y conflictivos contactos con el francés de los invasores normandos. Pero si se siguen los rastros hasta los confines de Oriente, encontramos el sánscrito, una lengua que a pesar de su antigüedad, de haber concebido hace milenios epopeyas como el Mahabharata y el Ramayana, no sólo se resiste a morir sino que resuena todavía en los rituales del Ganges con toda la fuerza de una lengua sagrada.
      Y otros cauces habría que remontar para abarcar el espectro de lo que hoy es esta lengua que hablamos en América. A partir del siglo XVI también la habitan el náhuatl y el maya, la lengua chibcha y la quechua, el guaraní y el aimara, el navajo y el Dakota, el wayúu y el embera, el wichí lhamtés y el guahibo, el romá que trajeron los gitanos y el yoruba que trajeron los esclavos desde las costas doradas de Ghana y de Togo.
      No habrá lengua, por grande o pequeña que sea, por vigente o menguante, que no tenga un pasado sublime y milenario. En sus sílabas no viajan solamente sonidos y sentidos sino sentimientos, visiones y dioses. Por eso en nuestros sueños respiran tantos seres, y se agitan vegetaciones misteriosas, y cruzan a veces músicas de otras vidas. El camino ha sido muy largo, y apenas comienza.
      William Ospina

      Opinión por:
      luispuyana
      INVITO FRATERNALMENTE a visitar hoy la columna de Antonio Caballero que utilizando esa lengua casta puso en el lugar que le corresponde al derrotado del referendo.

      Opinión por:
      luispuyana
      Y OTRO LEGADO: LA MILICIA INDÍGENA, esa que fue capaz de unir más de diez mil indígenas y realizar una marcha a pata de más de 700 kilómetros para exigirle al derrotado del uribe que le diera las tierras de los antepasados, hoy en peligro hasta por el propio gobierno y Ecopetrol que tiene planes para demoler la selva amazónica para sacarle el petróleo que tiene guardado. Planes malignos que ha venido hace 40 años denunciando el hoy senador Robledo quien hoy domingo votare por él para que nuestro querido escritor Ospina tenga más lectores más tranquilos y sin tanto afanes para pagar internet y la educación de los hijos, ya que éllos deben es de tener una educación gratuita y de buena calidad como es el pensamiento del Polo Democrático.

      Opinión por:
      cahuide
      En este día que todos los colunistas nos recuerdan lo bajo que ha caido la política, resuena hermoso y contundente este ensayo que se nos mete en el alma y nos devuelve la esperanza en el ser humano
      Opinión por:
      polista

      Gracias al lenguje se teje la historia , la modernidad y se constituye en tesoro universal y respecto a nuestro bien ponderado español o castellano Juan Manuel Serrat lo describe como ".. q virtieron en ti 100 pueblos de Algeciras a Estambul..." , es el crisol q aún da dinamismo a los idiomas por la universalización . Igual q el lenguaje debemos añorar la democracia q hoy cumple otra jornada q en Colombia es de fiesta por sacudirnos del yugo del noble y desleal presidente q resultó ser hijo de todas las casas reales del planeta , el como el idioma rima culebrero con traicionero. Viva el idioma , viva la democracia.

      ***************************************************************************

      "Gabriel García Márquez:

      Un millón de homenajes"

      Ni en el más delirante de mis sueños, en los días en que escribía Cien años de soledad, llegué a imaginar que podría asistir a este acto para sustentar la edición de un millón de ejemplares. Pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura.
      Hoy las academias de la lengua lo hacen con un gesto hacia una novela que ha pasado ante los ojos de cincuenta veces un millón de lectores, y hacia un artesano, insomne como yo, que no sale de su sorpresa por todo lo que le ha sucedido .
      Pero no se trata ni puede tratarse de un reconocimiento a un escritor. Este milagro es la demostración irrefutable de que hay una cantidad enorme de personas dispuestas a leer historias en lengua castellana, y por lo tanto un millón de ejemplares de Cien años de soledad no son un millón de homenajes al escritor que hoy recibe, sonrojado, el primer libro de este tiraje descomunal. Es la demostración de que hay millones de lectores de textos en lengua castellana esperando, hambrientos, de este alimento.
      No sé a qué horas sucedió todo. Sólo sé que desde que tenía 17 años y hasta la mañana de hoy, no he hecho cosa distinta que levantarme temprano todos los días, sentarme frente a un teclado, para llenar una página en blanco o una pantalla vacía del computador, con la única misión de escribir una historia aún no contada por nadie, que le haga más feliz la vida a un lector inexistente.
      En mi rutina de escribir, nada he cambiado desde entonces. Nunca he visto nada distinto que mis dos dedos índices golpeando, una a una y a un buen ritmo, las 28 letras del alfabeto inmodificado que he tenido ante mis ojos durante estos setenta y pico de años.
      Hoy me tocó levantar la cabeza para asistir a este homenaje, que agradezco, y no puedo hacer otra cosa que detenerme a pensar qué es lo que me ha sucedido. Lo que veo es que el lector inexistente de mi página en blanco, es hoy una descomunal muchedumbre, hambrienta de lectura, de textos en lengua castellana.
      Los lectores de Cien años de soledad son hoy una comunidad que si viviera en un mismo pedazo de tierra, sería uno de los veinte países más poblados del mundo.
      No se trata de una afirmación jactanciosa. Al contrario, quiero apenas mostrar que ahí está una gigantesca cantidad de personas que han demostrado con su hábito de lectura que tienen un alma abier-ta para ser llenada con mensajes en castellano.
      El desafío es para todos los escritores, todos los poetas, narradores y educadores de nuestra lengua, para alimentar esa sed y multiplicar esta muchedumbre, verdadera razón de ser de nuestro oficio y, por supuesto, de nosotros mismos.
      A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo".
      No tenía la menor idea del significado ni del origen de esa frase ni hacia dónde debía conducirme. Lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses, hasta que terminé el libro.
      Parecerá mentira, pero uno de mis problemas más apremiantes era el papel para la máquina de escribir. Tenía la mala educación de creer que los errores de mecanografía, de lenguaje o de gramática, eran en realidad errores de creación, y cada vez que los detectaba rompía la hoja y la tiraba al canasto de la basura para empezar de nuevo.
      Con el ritmo que había adquirido en un año de práctica, calculé que me costaría unos seis meses de mañanas diarias para terminar.
      Esperanza Araiza, la inolvidable Pera, era una mecanógrafa de poetas y cineastas que había pasado en limpio grandes obras de escritores mexicanos, entre ellos La región más transparente, de Carlos Fuentes; Pedro Páramo, de Juan Rulfo, y varios guiones originales de don Luis Buñuel.
      Cuando le propuse que me sacara en limpio la versión final, la novela era un borrador acribillado de remiendos, primero en tinta negra y después en tinta roja, para evitar confusiones. Pero eso no era nada para una mujer acostumbrada a todo en una jaula de locos.
      Pocos años después, Pera me confesó que cuando llevaba a su casa la última versión corregida por mí, resbaló al bajarse del autobús, con un aguacero diluvial, y las cuartillas quedaron flotando en el cenegal de la calle. Las recogió, empapadas y casi ilegibles, con la ayuda de otros pasajeros, y las secó en su casa, hoja por hoja, con una plancha de ropa.
      Lo que podía ser motivo de otro libro mejor, sería cómo sobrevivimos Mercedes y yo, con nuestros dos hijos, durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte. Ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa.
      Habíamos resistido a la tentación de los préstamos con interés, hasta que nos amarramos el corazón y emprendimos nuestras primeras incursiones al Monte de Piedad.
      Después de los alivios efímeros con ciertas cosas menudas, hubo que apelar a las joyas que Mercedes había recibido de sus familiares a través de los años. El experto las examinó con un rigor de cirujano, pasó y revisó con su ojo mágico los diamantes de los aretes, las esmeraldas del collar, los rubíes de las sortijas, y al final nos los devolvió con una larga verónica de novillero: "Todo esto es puro vidrio".
      En los momentos de dificultades mayores, Mercedes hizo sus cuentas astrales y le dijo a su paciente casero, sin el mínimo temblor en la voz: "Podemos pagarle todo junto dentro de seis meses".

      "Perdone señora le contestó el propietario , ¿se da cuenta de que entonces será una suma enorme?".
      "Me doy cuenta dijo Mercedes, impasible , pero entonces lo tendremos todo resuelto, esté tranquilo".

      Al buen licenciado, que era un alto funcionario del Estado y uno de los hombres más elegantes y pacientes que habíamos conocido, tampoco le tembló la voz para contestar: "Muy bien, señora, con su palabra me basta". Y sacó sus cuentas mortales: "La espero el 7 de setiembre".
      Por fin, a principios de agosto de 1966, Mercedes y yo fuimos a la oficina de correos de la ciudad de México, para enviar a Buenos Aires la versión terminada de Cien años de soledad, un paquete de 590 cuartillas escritas a máquina, a doble espacio y en papel ordinario y dirigidas a Francisco Porrúa, director literario de la editorial Sudamericana.
      El empleado del correo puso el paquete en la balanza, hizo sus cálculos mentales y dijo: "Son 82 pesos".
      Mercedes contó los billetes y las monedas sueltas que le quedaban en la cartera, y se enfrentó a la realidad:

      "Sólo tenemos 53".

      Abrimos el paquete, lo dividimos en dos partes iguales y mandamos una a Buenos Aires, sin preguntar siquiera cómo íbamos a conseguir el dinero para mandar el resto. Sólo después caímos en la cuenta de que no habíamos mandado la primera sino la última parte. Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla, ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Sudamericana, ansioso de leer la primera mitad del libro, nos anticipó dinero para que pudiéramos enviarla.
      Fue así como volvimos a nacer en nuestra vida de hoy.
      Muchas gracias.
      Discurso del autor en su homenaje en Cartagena de Indias, Colombia, durante la jornada inaugural del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, 26 de marzo. Agradecemos a los organizadores su autorización para reproducirlo.

      Publicado por Luis E. Aguilera en 15:17

      Si usted recibió esta información y no quiere recibir mas este correo en su casilla le rogamos avisarnos para darle de baja al mail de origen
    • m_moorcock
      Se cumplen 27 años desde el asesinato, en Burkina Faso, de Thomas Sankara, el llamado Che Guevara africano . Su lucha en contra del FMI y los intereses
      Mensaje 75 de 75 , 16 oct 2014
      • 0 Archivo adjunto


        Se cumplen 27 años desde el asesinato, en Burkina Faso, de Thomas Sankara, el llamado "Che Guevara africano". Su lucha en contra del FMI y los intereses capitalistas extranjeros, que se materializó, sobre todo, en su negativa a pagar la ilegítima deuda externa del país, lo llevaron a la muerte.

        LIBRO: EL AFRICA DE THOMAS SANKARA
        http://www.txalaparta.com/ libro/4113/el-africa-de- thomas-sankara/



        En la página web www.thomassankara.net  encontrará artículos y textos en Español sobre su pensamiento y su trabajo en la vanguardia de la Revolució emancipadora en Burkina Faso.



        VIDEO: 

        Thomas Sankara, la Revolución Asesinada


      Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.